Fallo del IV Premio de investigación «Francisco Salgado de Somoza»

IV Premio

La Fundación Escuela de Derecho Concursal y Mercantil de Granada y Thomson Reuters Aranzadi tiene el honor de informar de que el Jurado compuesto por:

PRESIDENTE:
Ilmo. Sr. Don José Requena Paredes. Presidente de la Sección Segunda (Penal) de la Audiencia Provincial de Granada.

VOCALES:
Ilmo. Sr. Don Enrique Pinazo TobesMagistrado especialista en Derecho Mercantil y de la Sección especializada de la Audiencia Provincial de Granada. Director y Profesor Permanente del Foro Concursal-Societario Aranzadi-Fundación Escuela de Derecho Concursal y Mercantil de Granada.
Ilmo. Sr. Don Enrique Sanjuán y MuñozMagistrado especialista en Derecho Mercantil y de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Almería especializada en materia mercantil. Profesor Permanente del Foro Concursal-Societario Aranzadi-Fundación Escuela de Derecho Concursal y Mercantil de Granada, actuando como Secretario.
Sr. Don Jesús Bobo Ruíz. Profesor de Derecho Administrativo. Universidad de Granada.

Acordó:

PRIMERO.- Que, examinados los trabajos de investigación jurídica en materia concursal y mercantil presentados a concurso, otorgar por unanimidad el premio en esta IV Edición al trabajo presentado bajo el título “Las insolvencias punibles. Análisis de los artículos 259 a 261 bis, 423, 435 y 440 del Código Penal”, presentado por D. José Miguel Zugaldía Espinar, de Granada.

El jurado ha valorado con ello la calidad y rigor en el análisis de la reciente regulación penal tanto sobre la tipificación de las diferentes modalidades delictivas con incidencia en situaciones de insolvencia concursal o preconcursal por parte de los deudores, como en relación a la penalización de conductas prohibidas o desleales por parte de los administradores concursales; constituyendo en suma un meritorio estudio de investigación, reflexión y documentación de recomendable consulta y divulgación.

SEGUNDO.- Dejar constancia de que el premio se ha deliberado días después de la fecha de publicación prevista en las bases de la convocatoria por las dificultades surgidas ante los diferentes compromisos y obligaciones de los miembros del Jurado; en el que no ha podido participar como miembro habitual del mismo D. Lazaro Rodríguez Ariza, Catedrático de Economía de la Universidad de Granada, por compromisos académicos en el extranjero.

Para hacer entrega de este Premio, está prevista la celebración de un acto, que conjugará la entrega del mismo con la clausura de los cursos impartidos durante este año por la Fundación, y del que más adelante se publicarán los detalles.

La reforma del Código Penal posibilita que delitos que antes quedaban restringidos al ámbito de los funcionarios puedan aplicarse a los administradores concursales

REFORMA CÓDIGO PENAL-CGE-ABRIL 2015

La reforma del Código Penal que entra en vigor el próximo mes de julio es una reforma “severa” en palabras de Manuel Estrella, presidente de la Audiencia Provincial de Cádiz, y es que amplía el catálogo de conductas punitivas, especialmente en el ámbito económico. Para desgranar las novedades que incorpora el nuevo texto, la Fundación Escuela de Derecho Concursal y Mercantil ha organizado una jornada bajo el título “Reforma del Código Penal: La responsabilidad penal de las personas jurídicas y el impacto en el concurso de acreedores”, que ha contado con la asistencia de más de un centenar de profesionales granadinos.

Estrella ha recordado que la nueva normativa “criminaliza bastantes conductas que antes eran calificadas como culpabilidad en la pieza de calificación del concurso, pero no tenían repercusiones penales”, derivaciones que sí aparecen en el nuevo texto. Entre ellas destacan figuras que anteriormente sólo se aplicaban al ámbito de los funcionarios, tales como cohecho, prevaricación y malversación, que se podrán imputar a los administradores concursales -con respecto al concurso que estén tramitando-. Con lo que entiende que “se eleva el nivel de exigencia ética”.

El magistrado especialista en Derecho Mercantil, Enrique Sanjuán, explica que en el sistema de responsabilidad del administrador concursal en sede concursal se añade “la imprudencia en la adopción de decisiones” a las conductas que antes se sancionaban, tales como la deslealtad y la negligencia. De ahí que aconseje atender al protocolo de vigilancia y control que se recoge en el propio Código Penal.

Además, Manuel Estrella se ha referido a las insolvencias punibles ya que la tradicional respuesta del deudor con sus bienes presentes y futuros ante sus deudores, se anticipa en el nuevo texto y se refiere a los bienes de forma previa inmediata a la declaración del concurso. Igualmente la reforma del Código Penal regula el favorecimiento ilícito de acreedores, es decir que no se respete el orden de prelación de los deudores –no sólo durante el concurso-, conducta que puede conllevar penas de privación de libertad.

Sanjuán, por último, insiste en que ni el concurso suspende la investigación penal ni al revés. En cualquier caso, el Derecho Penal está reservado para los supuestos más graves y las conductas más trascendentes y a partir de julio el Código Penal recogerá expresamente conductas punitivas que anteriormente no estaban tipificadas como tales.